Sígueme en twitter

martes, 28 de febrero de 2017

El proyecto Venus tiene la visión de un nuevo diseño sostenible de nuestras ciudades y civilización.

La pobreza, la delincuencia y la falta de vivienda son problemas que siguen rampantes en los países del mundo. El futurista Jacque Fresco de 100 años de edad y la ilustradora arquitectónica Roxanne Meadows fundaron The Venus Project que no sólo abordan estos problemas, sino también para rediseñar las ciudades para que sean más sostenibles. Estas ciudades circulares se basan en tecnología y ciencia para producir una sociedad mejor con un impacto medioambiental menos dañino.


El proyecto Venus piensa que nuestro sistema monetario es deshumanizante y conduce a conductas disfuncionales. Según Meadows, quien habló en una entrevista con Futurism, los fundadores defienden lo que ellos llaman una economía basada en recursos, que pide recursos a ser distribuidos equitativamente sin dinero o crédito. Bienes y servicios que estarían disponibles para todas las personas gratis, tanto como libros en una biblioteca.



Aunque el proyecto Venus ofrece una visión para las ciudades rediseñadas, la arquitectura no es el único foco del proyecto. Meadows dijo, "el proyecto Venus es mucho más que arquitectura; se trata de un nuevo diseño social. La arquitectura está construida con eso en mente y diseñada para conservar los recursos y mantener un alto estándar de vida para que toda la población mundial pueda tener acceso a una vivienda adecuada, alimentos nutritivos, agua limpia y todas las comodidades que puede alcanzar una civilización técnica avanzada. La arquitectura del proyecto Venus no está aislada de su dirección social; ninguna rama de la ciencia debería serlo".



La idea principal del proyecto Venus es moverse más allá de la política. Meadows dice que los políticos rara vez son expertos en prevenir el cambio climático o el desarrollo de energías limpias, por ejemplo. En cambio, trabajan a menudo para mantener el status quo y los intereses de los ricos y poderosos.



Meadows le dijo a Futurism: "no es gente ética que necesitamos en el Gobierno, igual necesitamos  acceso a las necesidades de la vida y los que trabajan hacia la eliminación de la escasez. Utilizamos escalas científicas de rendimiento para la medición y asignación de recursos que los prejuicios humanos queden fuera de la ecuación.



Dentro de las ciudades seguras, eficientes The Venus Project, habría equipos interdisciplinarios de personas con conocimientos en diferentes campos, acompañados por sistemas cibernéticos que utilizan sensores para controlar todos los aspectos de la sociedad con el fin de proporcionar información en tiempo real, apoyando la toma de decisiones para el bienestar de todas las personas y la protección del medio ambiente."



El equipo completó un centro de investigación de 21 acres en la Florida como la primera fase del proyecto y está trabajando para llevar las ideas al público a través de documentales y una película en la segunda fase. También pretenden construir una ciudad de experimental de investigación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comenta si te gustó lo que acabas de ver.