Sígueme en twitter

jueves, 11 de agosto de 2016

¡LA CEBOLLA! Científicos descubren primer caso de artritis en un dinosaurio.

Un equipo de investigadores ha logrado identificar la que sería la primera paleopatología en un dinosaurio que vivió en el periodo Mesozoico y cuyos restos óseos han sido hallados en la costa este de América del Norte.


 Científicos describen que el hadrosaurio sufrió de una 'artritis séptica grave' que afectó el cúbito y el radio proximal. ESPECIAL / www.peatom.info


Esta es la primera ocasión en que paleontólogos han podido lograr la identificación de una patología en organismos extintos como los dinosaurios y que ahora quedó plasmada en el registro fósil.

Este diagnóstico fue el resultado de análisis de microtomografía de rayos x realizados por un grupo de investigadores británicos y estadunidenses a los huesos cúbito y radio del brazo de un hadrosaurio, encontrados en la formación geológica Navesink, en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Los científicos han descrito como "exacta" la condición patológica en un artículo que fue publicado en la revista Royal Society Open Science, en el cual señalan que el hadrosaurio había sufrido una "artritis séptica grave" que afectó el cúbito y el radio proximal.

El escaneo de ambos huesos, tanto transversal como a lo largo, mostró que en el interior había erosión, encontrando una textura porosa en lugar de tejido óseo denso saludable, mientras en el exterior había  protuberancias, áreas de crecimiento y estribaciones de un nuevo hueso.

La artritis séptica es una enfermedad ósea que se desarrolla cuando una lesión es seguida por una infección.

A pesar de que los científicos sólo contaban con dos huesos fosilizados del brazo para seguir adelante, éstos poseían suficientes pruebas para hacer posible el análisis post-mortem, el cual ha ofrecido "una única, aunque dolorosa, ventana a la vida diaria de los dinosaurios".

La gravedad de la patología ha sugerido que el animal sufrió esta condición algún tiempo antes de la muerte. Por mala suerte, sólo se halló el cúbito y el radio. Por lo tanto, es desconocido el grado de propagación de la condición a otras partes del cuerpo, agregan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comenta si te gustó lo que acabas de ver.